No hay semana en que los usuarios de la telefonía móvil de Movistar, no se desayunen con alguna noticia que empeora sus condiciones como cliente.

Entre las prioridades que Movistar se ha fijado para este año, parece ser que todas están apuntando hacia un mismo lugar: recaudar más ofreciendo lo mismo, o en cualquier caso, convirtiendo a sus clientes en un número estadístico con fines meramente recaudatorios y sin mejorar la atención al cliente o cubrir las necesidades de éste, que no son pocas.

Desde el 1 de Octubre el teléfono de Información del Programa de Puntos, tendrá un coste de 35 céntimos el minuto más 17 céntimos de establecimiento de llamada. Desde el mes de Octubre, llamar al 4636 y resolver tus dudas sobre puntos acumulados y teléfonos disponibles te costará como usuario 52 céntimos si lo resuelves todo en 60 segundos, claro.

Otra de las novedades relacionada con el programa de puntos es que, si el cliente utiliza puntos de regalo, deberá aceptar una extensión del contrato de permanencia.

Ahora también, a partir del 18 de Septiembre, varios paquetes o “tarifas de ahorro” dejarán de contarse dentro del consumo mínimo, entre ellas se encuentran: Maxiahorro, Mi Favorito, Sub26, Mis Cinco, Números Frecuentes… Es decir, que si llamando a tu número favorito, o a tus cinco números elegidos (por ejemplo) sueles consumir 9 euros al mes, tu factura sería de 9 euros al mes, eso está claro.

Pero con el cambio realizado el consumo de estos planes de precios especiales se quedan fuera del consumo mínimo y acabarás pagando tus 9 euros consumidos, más 9 euros de consumo mínimo.

La tarifa 24hs y 100×1 siguen estando dentro del consumo mínimo, quienes tengan estas tarifas no notarán muchas diferencias, el resto verá incrementada notablemente su factura.

El afán recaudatorio no debería convertirse en una tragedia para los clientes de Movistar, si estos fueran acompañados de mejoras en la calidad de los servicios, como un Centro de Atención al Cliente más rápido y resolutivo, capacitando mejor a sus teleoperadores u ofreciendo alternativas a sus usuarios que les motiven

Algo no va bien, cuando tras el lanzamiento en España del esperado iPhone 3G de la mano de Telefónica, no ha podido evitar la fuga de sus clientes, terminando el mes de julio con más usuarios migrados a otras compañías de los que ha conseguido que se pasen a la suya. Para pensar